Mi relación actual con los autorretratos

Siguiendo con el tema de los autorretratos y el de si puede ser artístico lo erótico, hay algo que me pasa, y me he ido haciendo más consciente de ello con el tiempo. Aún estoy en proceso de analizarlo, así que es posible que no lo explique de la mejor manera, pero voy a intentarlo.

Me sucede, que con las fotografías que me realizo a mí misma (los autorretratos), siento que no consigo llegar a un punto medio entre la carga erótica y la carga artística que estos tengan.

Creo que cuando esas fotos tienen una carga sensual o erótica, es de una forma un poco burda y obvia, lo cual le resta esa aura o ese componente etereo que hace que se acerque más a una representación artística (según mi punto de vista, claro está). Y por el contrario, cuando sí que tienen ese componente (que es la minoría de las veces, en mi opinión), es porque suelen estar más orientado hacia la nostalgia y pierden el toque de erotismo.

Hacerme una foto erótica, que yo pueda ver y piensar que tiene un componente artístico importante, no lo consigo.

Siento que se me hace muchísimo más fácil capturar el erotismo y belleza de los demás que el propio. Me cuesta, cuando se trata de mí misma, no verlo forzado, demasiado posado, o cayendo en la obviedad.. Creo que en parte encuentro un refugio en hacerle fotos a otrxs y descubrir esas partes de cada uno, para, de alguna manera, huir de buscar las mías propias.

Y es una exploración que quiero realizar. Quiero experimentar con mi cuerpo, con la cámara, jugar con lo explícito, con lo sugerente… Ver qué iluminación, qué encuadres, qué poses hacen que la fotografía se vaya hacia un lado o al otro de la balanza e ir encontrando ese punto medio de equilibrio. Porque creo firmemente (y lo he visto en trabajos de otros artistas y lo he realizado cuando trabajo con otros artistas), que se pueden hacer fotografías explícitas, y éstas pueden ser completamente artísticas, sin caer en que sean pornográficas o vulgares en absoluto, dignas de estar en galerías.

Entonces, esa es mi situación. No quiero hacer fotografías sensuales que solo digan “hola, soy sexy”, pero sí que creo que las fotografías artísticas pueden tener una fuerte carga erótica sin que esta le reste el componente artístico, y quiero conseguirlo en mis autorretratos.

Ese punto medio.

Tengo muchas referencias, tengo el espacio en casa, y tengo mi cuerpo para explorar…

Puedes acompañarme en este proceso, y podemos evidenciar entre todxs los resultados que vaya obteniendo.

El otro día me desperté a las 6 de la mañana (cosa que no es normal en mí), para esperar que la luz perfecta entrara en mi salón y poder hacerme fotos con un sillón de cuero marrón que encontré en la calle el día anterior.

Justo cuando la luz estaba en su momento, me di cuenta de que había perdido el control remoto que utilizo para hacerme los autorretratos, por lo que tuve que improvisar, lo que resultó en una pelea con el enfoque, pero en fin… ahí van los resultados:

Siento que estas fotos se acercan un poco más a lo que quiero lograr, pero todavía me queda mucho camino por recorrer.

Mientras tanto, pueden comentarme sus opiniones por mensajes y así poder tener una perspectiva más amplia al respecto.

Gracias siempre por su apoyo ❤️

Si has disfrutado del contenido anterior, siéntete libre de compartirlo con quien creas que también puede gustarle. Si quieres colaborar de una manera aún más generosa, te dejo un botón donde podrás hacerlo:

Mariana Mendez

Conectar con la vulnerabilidad, ha sido lo que ha caracterizado la mayor parte de mi camino; no solo con la propia, sino con la de cada persona que ha decidido poner la suya en mis manos, para que hiciera arte.

Información Bancaria

Bizum: 622884881

Transferencia bancaria en Euros: BE38 9672 0477 7672

Transferencia bancaria en Dólares: 9600000222817079

*Si quieres comprar prints, ponte en contacto conmigo.